Lady “p#$che loca” no se dio cuenta que la escuchaban por el micrófono

Saca el cobre Ana Lilia Rivera mostró su verdadera personalidad en el recinto más importante del país

La radical Ana Lilia Rivera Rivera, presidenta del Senado de la República, tuvo que salir a dar una disculpa pública, luego de que llamara a la senadora panista, Kenia López Rabadán, “pinche loca”, cuando se encontraba en su curul y sin imaginar que los micrófonos de la mesa directiva se encontraban encendidos.

La legisladora que busca reelegirse gracias al arrastre del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) y no de contar con la simpatía de los tlaxcaltecas, dijo a micrófono abierto, “no manches pinche loca” en referencia a su compañera de legislatura.

Más de uno tuvo que salir regañado, ya que la senadora tlaxcalteca es conocida por su belicosidad y trato de menosprecio hacia la gente, luego de que exhibiera su verdadera personalidad más cercana a la de una vendedora de tianguis que a una senadora que representa a una entidad federativa.

Ante lo evidente de su error, Ana Lilia Rivera no tuvo otra opción que reconocer el tropiezo que tuvo y a través de sus redes sociales, salió a disculparse y justificar su actitud con el argumento de que, “como ser humano a veces esas cosas pasan”.

La senadora no ocupó ni 20 segundos para justificar su error, lo que le valió la reprobación de los usuarios de las redes sociales qué argumentaron que en realidad no hubo un arrepentimiento y simplemente, no tuvo otra opción por lo claro de sus palabras y su comportamiento que evidenció a la verdadera Ana Lilia Rivera.

× ¿Cómo puedo ayudarte?