Mano negra…

Militantes del Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA) en Tlaxcala, mostraron su molestia al detectar irregularidades en el proceso de selección de los candidatos a presidentes municipales, legisladores locales y federales; por lo que condenaron el actuar del Comité Ejecutivo Estatal ante posibles anomalías, para consumar una posible imposición.

Las y los inconformes evidenciaron una serie de irregularidades que ponen en duda la certeza y transparencia del que se presumía como un “método democrático” para elegir a quienes se convertirían en candidatos por MORENA al máximo cargo municipal.

Los militantes que dejarán las filas de MORENA condenaron la simulación en que se convirtió el proceso de selección y lo calificaron como “viciado” desde su origen y “manipulado” por el Comité Ejecutivo Estatal para imponer al “incómodo y arribista” Alfonso Sánchez García como candidato a la presidencia municipal de Tlaxcala, y la imposición de Marcela González Castillo como número uno en la lista plurinominal para repetir como diputada local en la próxima legislatura.

Los quejosos explicaron que desde la realización de las mesas de diálogo entre aspirantes fue visible el favoritismo de integrantes del órgano político hacia la familia Sánchez García, que había sido rechazada y hasta cuestionada por la mayoría de los aspirantes, sin embargo, era defendida por la cúpula estatal del partido.

× ¿Cómo puedo ayudarte?