De héroes a villanos se convirtió la policía municipal de Apizaco, al resultar inocentes los supuestos asaltantes de Cometra.

Como si se tratase de una película de antaño, entre policías y ladrones, y tras ser calificados de héroes se convirtieron en villanos, los integrantes del Grupo de Operaciones Especiales (GOES) de Apizaco, al resultar inocentes los dos jóvenes que detuvieron durante el frustrado asalto perpetrado en contra de los custodios de una camioneta de valores, ocurrido en pleno centro de la mal llamada “Ciudad Modelo”.

Y es que después de que el Ministerio Público estudio y valoró las pruebas presentadas por la defensa de los jóvenes asegurados por la” policia mejor preparada y equipada, según dice el edil apizaquense Julio César Hernández Mejía”, fueron liberados dos días después de ser privados de su libertad.

Como lo informó oportunamente este medio informativo, el pasado viernes varios sujetos desconocidos intentaron atracar una camioneta de valores de la empresa Cometra, pero los custodios se enfrentaron a balazos en contra de los hoy imputados.

Más tarde, llegaron los “súper héroes” del Grupo de Operaciones Especiales (GOES), de la “capital del crimen”, y tras un fuerte despliegue policíaco detuvieron a tres personas- uno de los cuales-presentaba un disparo en el pie derecho-y en lugar de trasladarlo a un nosocomip lo llevaron a los separos de la Comisaría de Seguridad Pública, Vialidad y Transporte de Apizaco.

Dos horas después, uno de los asegurados de nombre José Isabel N., fue puesto en libertad tras pagar una multa de tres mil pesos.

Luego, los otros dos jóvenes detenidos Omar N., de 27 años de edad y de ocupación asesor de crédito y estudiante, así como Alexis N., estudiante, ambos fueron agredidos en los separos para que confesaran quienes más eran sus cómplices en este asalto frustrado.

Continuando con esta historia desafortunada los dos retenidos por la policía de Apizaco fueron puestos a disposición del Ministerio Público por robo calificado, lesiones calificadas y otros ilícitos.

Afortunadamente, la Procuraduría General de Justicia del Estado, investigó a fondo los hechos y verificó que los dos jóvenes nada tuvieron que ver en estos hechos delictuosos.

Y dentro del término que señala la ley, ordenó su inmediata libertad.

Ahora, el grave error cometido por la policia municipal de Apizaco, tendrá sus consecuencias ya que los abogados de los detenidos presentarán una denuncia formal en contra de estos malos elementos ante las autoridades encargadas de procurar justicia.

También acudirán ante la Comisión Estatal de Derechos Humanos por haber sido violados los derechos humanos de los jóvenes agraviados al ser retenidos en forma ilegal.

Finalmente ojalá y norme su conducta el alcalde de Apizaco, Julio César Hernández Mejía, al decir que sus elementos policíacos pusieron sus conocimientos físicos y mentales en práctica durante este frustrado asalto lo cual fue falso ya que no lograron detener a los verdaderos asaltantes quienes a estas horas seguramente estarán riéndose de nuestras autoridades municipales.

Ojalá y para el bien de Apizaco, esta historia no se vuelva a repetir.

× ¿Cómo puedo ayudarte?