De cardiopatías y casas en Ange… de comilonas y otros excesos

    Más leído

    Redacción
    Redacciónhttps://laprensadetlaxcala.com/
    ? ENVÍANOS TU DENUNCIA CIUDADANA. Tú puedes ser nuestro reportero en tu comunidad y todo el mundo podrá ver y vivir las noticias a través de tu experiencia.

    Por: Arturo Tecuatl

    Solía Mariano (nuestro original manchis) usar expresiones vulgares para desmotivar a subordinados suyos, con uñas largas y dientes de rata. Les lanzaba esta maldición: “todo lo tienes que vomitar”.

    Y le temían tanto que deveras, activada esa magia aparecían botines, y desaparecían de la nómina los responsables.

    En otras palabras los hacía vomitar.

    Ahora, la comilona del sexenio, de cuna voraz y hambre insaciable, mostró un cuadro no nada más vomitivo, sino sumida en palpitaciones, sobrepeso ocasionado por interminables y onerosas jornadas gustativas y de otros excesos, generalmente en convivencia con el más hormonal también del sexenio (ahora sale con un sombrerote como de ratón vaquero).

    Y debió internarse en una clínica donde pudieran aminorar temblores y otros espasmos ocasionados por el infarto-histrión con el cual (pensó) podría conmover a la más chaparrita… “así como la ven”, la describiría Adán Augusto.

    Y en esa crisis que a lo mejor la acercó al túnel, vería del otro lado una lucecita con la leyenda “cantón en Ange” (o sea Angelópolis). Y más fuerte la abatió el vértigo que aquí entre nos habría de culminar con una espectacular vomitona, a través de la cual “regrese al Pueblo lo robado” y se inhiba de desatar la furia de quien la ha querido redimir haciéndola una chica decente.

    Aquí aplica lo de la hembra del mono que se atavía con vestido de seda (mona se queda).

    Si ha de ser, pues que así sea. Nada más que se acuerde que estos son otros tiempos: los de no robar, no engañar y no ser cachetón.

    Que hoy a los funcionarios con sus características se les llama ladrones y se les encierra en la cárcel.

    Por amplia que fuera la conmiseración de su jefita, está bien difícil mantenerla en los terrenos de la impunidad que, otrora, cuando un fraude a Sepuede, le dio la información equivocada relativa a: la que no tranza no avanza.

    Sobre el mismo tema, nada para sentirse orgulloso, recordarán ustedes la ampliación presupuestal de 800 millones de varos a Prensa.

    Tras afanosa búsqueda no se ha hallado movimiento formal. Salvo la investigación cruzada que arroja interesantes triangulaciones en Angelópolis, no aptas para cardíacas.

    Puede que a la insaciable comilona le hayan encontrado atributos de sacrificable, y no lo dudo, porque alguien tiene que pagar los platos rotos.

    Hombre, tan lindo que hubiera sido hacer carrera, pero esto pasa cuando lo descastado lleva a gentes así a atragantarse, y a seguir con los puños de abundancia.

    Oigan calma, si no se va a terminar.

    Como tampoco van a acabarse los conatos cardiopáticos, producto de la impaz por traer adentro el gusanito de la rapacidad.

    More
    - Publicidad -
    - Publicidad

    Más artículos

    - Publicidad -spot_img
    - Publicidad -spot_img

    Reciente

    Log In

    Forgot password?

    Forgot password?

    Enter your account data and we will send you a link to reset your password.

    Your password reset link appears to be invalid or expired.

    Log in

    Privacy Policy

    Add to Collection

    No Collections

    Here you'll find all collections you've created before.