Eso lo dijiste tú, no yo.

    Más leído

    COLUMNA está de vuelta.

    Después de una prolongada ausencia, y ante el dantesco escenario que atraviesa Tlaxcala, este espacio ha vuelto de entre los no muertos para afianzarse como el punto de convergencia de los dados, información y temas que son ignorados por mera conveniencia y complicidad de quienes llevan en sus “manos de perro” la distinción de captar los aciertos para el bienestar social… una verdadera pena observar desde muy cerca cómo tratan de pescar charales con redes de portería futbolera.

    Con evidente y voraz hambre, fuimos testigos de su llegada a los cargos, presumiendo sus “logros” en las urnas y con ganas de escribir una historia jamás vista… el problema, pequeña cosa, fue el guion de película de terror que tejieron con sus revanchas personales y la necedad de obedecer a la dueña de su salea antes que a la razón y el sentido común, pero ya iremos abordando ese extenso tren en las próximas entregas.

    Por lo pronto, prepárese para observar cómo el atole de bilis se vuelve el desayuno semanal en muchas oficinas y dependencias, ayuntamientos y organismos públicos que son más opacos que las finanzas de cierto partido asentado en la colonia Roma de la capital del país, desde aquí, en esta nueva casa, pondremos el sazón al caldo político que ya tiene demasiados gorrones y paleros en la mesa.

    LA ARTILLERÍA  

    Arrancando este 2023 que pinta para ser más controversial que vacuna Patria, el miércoles se conmemoró el día del periodista mexicano, una profesión que sin lugar a dudas, por casos muy concretos, se ha vuelto el centro de la atención y críticas de quien detenta el poder ejecutivo nacional… tan imprescindible es el periodismo para el patrón de millones, que se ha dedicado más del 60 por ciento de su agenda en simular “atenderlos” en las homilías mañaneras, para lanzarse como perro de ataque tratando de imponer agenda, ¿Alguien sabrá que hace el pintoresco señor después de dictar misa de agenda cada día?, alguien decía por ahí que salvo contadas actividades donde se aparece además de los parques de beisbol y proselitismos disfrazados, ¿Las siestas ocuparán ese abismal vacío en el plan diario?.

    Con una oposición partidista tambaleante, sin forma ni cabeza pensante, la prensa mexicana se ha erigido como el mayor contrapeso del remedo de autoritarismo que pretende moldear algún desgraciado desde Palacio Nacional… a todo ello, se debe sumar a ese enorme sector social que vive en el descontento por las ocurrencias y decisiones estúpidas que tienen al país sumergido en una crisis económica, un clima de violencia e inseguridad, corrupción asqueroso y descarado dentro de una enorme caja china plagada de excusas absurdas que pintan un país de “la esperanza por qué eso es bueno.. vamos bien”.

    Escándalos, abusos y tanta mi3rda ha salido a flote… la casa gris, la ministra plagiaria, los sobres con billetes para los hermanos, las tranzas de Delfina, los guacamaya leaks, son solo algunos de los miles de pedazos de basura que salieron de la coladera por la prensa crítica; por quienes dicen lo que otros tapan a maromas, lo podrido que gangrena a la capacidad entre las sonrisas burlonas de un falso mesías.

    No es para menos tanto problema, el precio que han pagado más de una decena de periodistas fue su propia vida por poner en evidencia que las cosas no están tan bien como juran con hipocresía desde el púlpito, la violencia es tan real que ha sido el recurso desesperado de quienes ruegan por que la prensa no cumpla con su labor y responsabilidad social.

    Bien lo dijo alguien, “la prensa es la artillería de la libertad”, así de simple lo labró en la perpetuidad Hans Dietrich Gensher… “Nuestra misión es hacer periodismo y liberar la información hacia ustedes lectores”, acción que es cancerígena para el régimen que se pretende imponer.

    TRISTE CASO TLAXCALA

    Hablando de periodismo, libertad y algunos idiotas, Tlaxcala se sumerge en una realidad aparte para el gremio, pues además de que el fenómeno tipo parque acuático de compras de las focas, la zalamería enferma se desborda en actos donde grupos de periodistas, comunicadores y agregados rinden culto al ejecutivo local en una suerte de sumisión peligrosa, además de ser a todas luces un intento de congraciar con un espacio en su nómina.

    Para ejemplificar, basta con poner atención en las uniones y confederaciones que además se han vuelto el quiste cancerígeno que busca con desespero contagiarse y hacer metástasis en más miembros potenciales a base de promesas de chalecos, credenciales y lentes de aumento para seducir a ilusos.

    Por un lado, el presidente con traje de carnaval se ha hecho el que ‘la Virgen le habla’ para dar cauce al proceso de elección de un nuevo dirigente, pues con tiempos vencidos y tras ser elegido en conexiones cuestionables aprovechando la pandemia, se niega a soltar la silla en la que se ha valido para conseguir viajes pagados con erario publico a paradisíacas playas y pasar la charola por funcionarios y personalidades, además de, por debajo del agua, poner precio a las torcidas de la verdad que plasma en su decadente medio que pierde paginas y tamaño al ritmo de su caída en la credibilidad.

    ¿Acaso aún resulta extraño que, la mayoría de quienes fundaron esa unión andan por fuera de sus filas o despotrican del coro de poder que se prestan, entre el presidente huehue y el ex presidente “rompe cuartos de caballo”.

    No es nuevo el mecanismo, uno se vale de la hipocresía para congeniar a la par de repartir puñaladas y dagas por la espalda, mientras que el otro, que queda a deber toros y caballos usa a toda su prole, compadres, sobrinos e incautos para inflar las votaciones a su favor, aunque por ahí se escucha que los de carácter rudo se hartaron de los abusos y le plantaran cara en el próximo cónclave de sucesión.

    Por el lado geriátrico, la gloriosa agrupación donde permean las canas y la alopecia, se cansaron de desenredar cables en las transmisiones y acomodar cajas de endodermos mientras despotrican… pero no se cansan de exigir puestos en la nómina estatal bajo la excusa de tener más afiliados a su causa que el padrón de acción nacional y el partido oportunista de la estrella, tanto así, que la radio pública sirvió de refugio para uno de ellos, quien cobra su quincena, pero no manda o decide sin autorización de su superiora.

    Ambos casos, son emulaciones de un extinto Fidel Velázquez, con sus variantes, pues al igual que el partido forjado desde Tabasco, basta con congraciar y lamer la suela adecuada para escalar, sin importar que para la foto se muevan más que ‘insecto en la plancha caliente’.

    Caso contrario, resulta la que llaman mal nacido C0PARMEX de medios, pues si bien hay más egos en la mesa que miembros, supieron poner civilidad y llevar a cabo su relevo en tiempo y forma, hecho que aunque a la mayoría disgusta, mostró madurez y pluralidad, pues a diferencia de los demás, ahí si hay cabida para que una mujer los encabece y ponga en orden… algo que muchos deberían aprender.

    More
    - Publicidad -
    - Publicidadspot_img

    Más artículos

    - Publicidad -spot_img
    - Publicidad -spot_img

    Reciente

    Log In

    Forgot password?

    Forgot password?

    Enter your account data and we will send you a link to reset your password.

    Your password reset link appears to be invalid or expired.

    Log in

    Privacy Policy

    Add to Collection

    No Collections

    Here you'll find all collections you've created before.