Dejan en libertad a militar en activo que presuntamente asesinó a tiros a hombre en Tequexquitla; otro joven se debate entre la vida y la muerte.

  • A pesar de las pruebas el Juez de Control Juan Antonio Luis Torres lo dejó en libertad al considerar de ilegal la detención por el delito de lesiones calificadas 

Durante la noche del pasado viernes primero de marzo, se registró la agresión armada hacia dos hombres en el municipio del Carmen Tequexquitla, la cual en un inicio, los dejó heridos de gravedad, sin embargo, durante la tarde del lunes cuatro de marzo, uno de ellos falleció en el Hospital General de Tlaxcala.

Hasta el momento, se sabe que un militar identificado como Capitán Segundo de Materiales de Guerra Victor Alfonso N.,, de 46 años de edad, arribó el pasado primero de marzo, al hotel denominado “Capricornio”, ubicado en el Carmen Tequexquitla, donde solicitó el servicio de regadera, sin embargo, la propietaria identificada como Paula N., y un trabajador le informaron que no prestaban únicamente ese servicio, por lo cual debía de rentar la habitación completa por un costo de 130 pesos mexicanos.

Posteriormente y al pasar de los minutos, el militar manifestó que no había agua caliente, por lo cual le informaron que abriera ambas perilla de la regadera, al cabo de algunos minutos y tras el segundo intento, el integrante de la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA), exigió que le devolvieran su dinero, acto seguido, la propietaria y un trabajador de 18 años de edad, le informaron que le regresarían únicamente una parte del efectivo, ya que había hecho uso de las instalaciones y ya se había bañado.

Esto generó que el militar enardeciera y agrediera verbalmente a la mujer de aproximadamente 44 años de edad y al trabajador.

Inmediatamente, al lugar arribaron Juan Pablo N., de aproximadamente 23 años y Jesús N., de 28 años, hijo y yerno de Paula, respectivamente, a quienes posteriormente el militar, presuntamente, les disparó a quemarropa con su arma de cargo, una pistola calibre .9 mm, para después huir a bordo de su vehículo de la marca Honda, tipo Civic, color negro, con placas de circulación 19J-249, dejándolos malheridos en el hotel.

Momentos después, policías municipales de Tequexquitla, localizaron el vehículo y al militar, así como el arma de fuego, por lo cual lo detuvieron y pusieron a disposición de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), para después ser ingresado al Centro de Reinserción Social (CERESO), de Apizaco, por el delito de lesiones calificadas, mientras que las víctimas fueron llevadas a hospitales para que recibieran atención médica especializada.

Sin embargo, el pasado lunes, cerca de las 13:30 horas, Jesús, quien recibió 3 impactos de arma de fuego, perdió la vida en el Hospital General de Tlaxcala, ubicado en San Matías Tepetomatitlán municipio de Apetatitlán, dejando en la orfandad a una niña de 10 y un niño de año y medio de edad, así como viuda a su esposa.

En tanto, Juan Pablo, quien es estudiante de la Licenciatura en Inteligencia de Negocios en la Upaep, se debate entre la vida y la muerte por la agresion del militar, mismo que permanece luchando por su vida en el Hospital Regional de Tzompantepec, tras recibir dos balazos.

Cabe señalar que durante el lunes cuatro de marzo se llevó a cabo la audiencia para intentar vincular al militar a proceso, sin embargo, el Juez de Control del Juzgado Octavo, de control y Juicio Oral del Distrito Judicial Sánchez Piedras, Juan Antonio Luis Torres, desestimó las pruebas aportadas por el Ministerio Público, al considerar que no existía flagrancia y señalamiento directo por parte de las víctimas, cuando éstas se encontraban hospitalizadas, además de no darle valor al señalamiento y declaraciones de Paula N., y su trabajador, quienes fueron testigos y víctimas en los hechos, por lo cual fue dejado en libertad.

Finalmente, los familiares del ahora occiso y del joven que se debate entre la vida y la muerte solicitaron “a la Gobernadora Lorena Cuéllar Cisneros, a la Procuradora Ernestina Carro Roldán y a la presidenta del Tribunal Superior de Justicia del Estado (TSJE), Anel Bañuelos Meneses, así como al Comandante de la 23 Zona Militar, Andrés Ojeda Ramirez, tomen cartas en el asunto y este cobarde crimen no quede impune, ya que si bien el militar fue absuelto por el delito de lesiones, pueda enfrentar el de homicidio calificado”.

× ¿Cómo puedo ayudarte?