“Desbocada” la inseguridad en Tlaxco

Genera sensacion de desamparo en pobladores posible desinterés, falta de compromiso y capacidad de la policía municipal

Desde la llegada del inexperto y políticamente impuesto capitán Alejandro Hernández Arroyo cómo Comisario de seguridad pública del municipio de Tlaxco en el estado de Tlaxcala, ese Pueblo Mágico ha registrado un incremento considerable en la incidencia violenta y delictiva, al grado de que pobladores de distintos estratos sociables sienten están en una suerte de indefensión y desamparo; ya que quién se supone debe garantizar la seguridad en esa comuna, parece estar más atento en no involucrarse tanto en lo que es su obligación, cuidar sus aspiraciones por alcanzar un puesto de eleccion popular.

Entre los incidentes que atienden de manera reactiva los uniformados a cargo del jefe policiaco de formación castrense y pone a prueba la estrategia de seguridad (si es que existe), están las diferencias entre particulares y actitudes altamente hostiles en algunas comunidades donde grupos posiblemente generadores de violencia “han sentado sus reales”, también los robos de vehiculos, asaltos a plena luz de día y casos de probable consumo de sustancias ilícitas en instituciones educativas.

Paralelo a los desaciertos de la delegación de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC), están dramáticos accidentes, asaltos al transporte de carga, como el reciente que dejó una persona (comerciante) herida por arma de fuego en extremidad inferior, el que junto con sus familiares alcanzó a pedir ayuda tras evadir a los perpetradores; por ello resulta razonable la preocupación de los lugareños, quienes públicamente piden al Alcalde Armando Flores López corregir la situación que parece no mejorar, más cuando el jefe de policía posiblemente abusando de su autoridad incauta armas legalmente poseídas a los involucrados en una disputa.

× ¿Cómo puedo ayudarte?