El cinismo de las familias que tienen secuestrado el proceso electoral…

Por Isael Pérez Olivier.  

Insaciables por el poder y el dinero, un puñado de familias de rancio abolengo, entre ellos, los Paredes, los Ortiz, los Cisneros, los Sánchez Anaya, los Álvarez Lima y recientemente, los de menor estirpe como los Garay, los Covarrubias, los Cambrón,  los Águila, los Vargas, los León, los Sánchez, son quienes con un cinismo inigualable acaparan para sí o para interpósitas personas como, sobrinos, hijos, nueras, hermanos, cuñados y esposas, en calidad de propietarios o suplentes, para encabezar las listas de candidatos plurinominales o de mayoría relativa, lo mismo al Congreso del Estado que al Congreso de la Unión o a las presidencias municipales, por primera vez o por reelección y por las siglas del PRI, PAC, Morena, PT, PRD, PAN, Fuerza por México o por el Partido Verde. La marca que los patrocina da igual y es lo de menos, porque lo único que cuenta, es seguir manteniendo el poder político, una y otra vez, y al costo que sea.

Y es que, en acatamiento a dos sentencias del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, muchas de esas candidaturas que se agandallaron los viejos y los nuevos caciques tlaxcaltecas, debieron ser destinadas a cubrir las “acciones afirmativas”, es decir, tendrían que ser para personas que pertenezcan a poblaciones indígenas, afromexicanas, migrantes o personas con discapacidad y pertenecientes a la diversidad sexual. Lo que por supuesto no ocurrió.

Aunque quizás estoy haciendo conjeturas sin saber la situación personal de cada uno de ellos, por lo que valdría la pena en este momento preguntarle a  Enrique Padilla si ya forma parte de la comunidad de la diversidad sexual; a Don Héctor Israel Ortiz Ortiz, si por ser originario de Oaxaca, considera que tiene la calidad de indígena o migrante; a Doña Marcela González Castillo nuera de Alfonso Sánchez Anaya, si es afromexicana o tiene alguna discapacidad; y bajo la misma tesitura, las interrogantes serían para Silvano Garay Loredo del PT y para la esposa de Juan Manuel Cambrón Soria, de nombre Nancy Islas, quien sin ser propietaria, va como suplente en la primera plurinominal del Sol Azteca, y una voz en mi interior me dice, que va a llegar al Congreso local y como cuchillo caliente en mantequilla, sin ningún problema.

Y por supuesto, que verlo así no es subestimar ni minimizar tanto el trabajo como la capacidad de Nancy, que antes de ser la esposa del también candidato a Diputado Federal por el Segundo Distrito, es una mujer que se ha ganado el respeto al interior del partido. Bueno, al menos eso es lo que pregona su cónyuge para tratar de desmarcarse de tan embarazoso tema.

Lo que es solo un argumento sin justificación, pues lo mismo podrían alegar los esposos de Marcela, Maribel, Miriam, Reyna; la pareja de Blanca, y ésta a su vez, diría lo mismo de su sobrina Sandra; o, incluso el hermano y la mamá respecto a su hijo el Diputado “Meón”; y de la misma forma, Silvano Garay padre del candidato pluri del mismo nombre y de su hija Irma que contiende contra el mismísimo Cambrón. Y puede que tengan razón, pero no por eso es ético ni aceptado por los electores que observamos con repudio su voracidad por obtener los cargos públicos sin justicia y sin derecho.

No cabe duda, los tlaxcaltecas seguimos siendo rehenes de un puñado de vividores que han dejado escuela en las generaciones de políticos emergentes que emulan las malas prácticas de quienes se han enquistado en el poder desde hace muchísimos años, sin pudor y sin recato. No me haga Usted caso, pero creo que el legado de Don Emilio Sánchez Piedras fue una herencia maldita. En fin…

¡Se tenía que decir y se dijo!.

Cortos electorales…

Ya que estamos en eso de las acciones afirmativas para la diversidad sexual, dicen, que la deportista que busca un curul por el partido de moda, se tuvo que declarar abiertamente lesbiana para obtener su registro. Bien por ella que por fin salió del closet…

Al exalcalde de la capital Jorge Alfredo Corichi Fragoso, lo despertaron abruptamente de su sueño de ser el suplente del Senador reeleccionista José Antonio Álvarez Lima. Y todo por no aplicar la estrategia de hacerse pasar como afromexicano, que, en su caso, hubiera sido más que creíble. Ahora su lugar lo ocupa el esotérico Luis Vargas…

Otro morenista que va dando tumbos de ciego es el cuñado de la gobernadora Lorena Cuéllar Cisneros, Raymundo Vázquez Conchas que carece de habilidades discursivas, por lo que prefiere estrechar las manos de los electores y solo entregar su propaganda impresa. Se lo imagina cómo Diputado Federal haciendo uso de la tribuna. Yo tampoco…

El que sí tiene mucha saliva y ganas de jalar reflectores, es el perredista Juan Manuel Cambrón, cuya solicitud de debate le fue negada por el árbitro electoral tras argumentar que no hay presupuesto para eso. ¡Ajá!. Yo también pensé lo mismo: se quería lucir el Rey del Perifoneo, pero se las peló…

Trascendió en los corrillos políticos, que la Coordinadora de lo poco que queda de Radio, Cine y Televisión de Tlaxcala Angélica Domínguez Hernández estuvo a nada de colarse en la lista de candidatos a Diputados Plurinominales de Morena al Congreso del Estado, pero que a pesar de haber empleado todas sus habilidades comunicativas y haber asistido a la Misa de reapertura de la Iglesia de San José, para pedir con devoción el milagro; de última hora, le dijeron que nel, o al menos es lo que se sabe, porque nadie conoce los nombres de los suplentes de los primeros cuatro de la lista y en una de esas, aparece su nombre y también el de María Fernanda Espinosa de los Monteros Cuéllar. Recuerde que estamos en el sexenio dónde cualquier cosa puede pasar, por extraña e ilógica que parezca…

El que hace circo, maroma y teatro para llamar la atención del electorado es el vetusto Sergio González Hernández, con bailes ridículos que circulan en redes sociales hasta llegar a contratar los servicios de Badabun, una productora de contenido audiovisual, cuyos costos sobrepasan los cien mil pesos por vídeo. Sí ya sé. Se trata del mismo personaje que siendo secretario de Gobierno fue déspota y soberbio. En fin.

Hasta la próxima…

× ¿Cómo puedo ayudarte?